Innovar o morir, dicen. Actualmente, dentro de las organizaciones existen líderes dedicados a este fin y aquí presentamos a una de ellas, quien desde Mayo Clinic busca impulsar cambios en la atención médica, partiendo del llamado “diseño centrado en la persona”. Ella dirige equipos interdisciplinarios para resolver problemas de la práctica clínica, e investiga la interacción de humanos e inteligencia artificial (IA). Mayo Clinic, su lugar de trabajo en los últimos 6 años, es uno de los sistemas de salud más grandes de Estados Unidos, opera en 5 estados y atiende a más de un millón de personas al año.

Bárbara Barry tiene un doctorado en artes mediáticas y ciencia, del Massachusetts Institute of Technology (MIT), y como científica realiza investigación interdisciplinaria. En su experiencia profesional destaca su trabajo previo con la fundación One Laptop per Child y las Naciones Unidas para mejorar la educación de niños refugiados en Medio Oriente. Ha trabajado, además, con neurocientíficos y psiquiatras para desarrollar psicoterapia personalizada con ayuda de computadoras, y como parte del equipo de respuesta a emergencias de salud mental en Haití, dirigió trabajo de campo para conocer más sobre la atención escalable durante las crisis.

Personal

 

¿QUÉ DISFRUTAS MÁS EN TU TRABAJO EN EL ÁMBITO DE INNOVACIÓN? ¿CÓMO ES PARA TI TRABAJAR EN EL RAMO MÉDICO?

He tomado riesgos en mi carrera cuando se presentan oportunidades de hacer trabajo retador y novedoso, y me considero afortunada de haber trabajado en proyectos que son significativos para mí. Algo continuo en mi trayectoria ha sido el interés en cómo la tecnología puede ser humanista y usarse para el bienestar colectivo, y la creencia de que el cuidado de la salud y la educación están complejamente vinculados con los derechos humanos fundamentales.

 

¿PUEDES DESCRIBIR BREVEMENTE TUS RESPONSABILIDADES ACTUALES?

Mi actual responsabilidad en Mayo Clinic es el Kern Center for the Science of Health Care Delivery (Centro Kern para la Ciencia de la Prestación de Atención Médica), que combina estrategia e investigación. Mi papel estratégico implica entender cómo el servicio y el diseño centrado en la persona pueden impulsar la innovación en la atención médica. También brindo liderazgo en estrategia de diseño, participo en la operación del centro y dirijo equipos de proyectos interdisciplinarios para resolver problemas que sirvan a nuestra práctica clínica. Mi enfoque de investigación es la interacción de humanos con inteligencia artificial (IA) y cómo los sistemas inteligentes pueden mejorar la salud, la participación del paciente y el aprendizaje.

 

¿CÓMO ES TRABAJAR EN INNOVACIÓN EN UNA DE LAS INSTITUCIONES MÉDICAS MÁS IMPORTANTES?

Es un privilegio trabajar en una institución de atención médica que tiene muchos recursos combinados con valores fundamentales que incluyen innovación, trabajo en equipo y compasión. Las personas se involucran y se ayudan mutuamente, a menudo incansablemente, para resolver problemas que pueden mejorar la vida de los pacientes. Me resulta estimulante cuando las personas se unen en grupo para resolver un problema que un individuo nunca podría solucionar solo.

 

 

¿QUÉ CONSEJO LE DAS A NUESTRAS LECTORAS, MUJERES JÓVENES TRABAJADORAS QUE BUSCAN HACERLA EN GRANDE EN SUS DIVERSAS PROFESIONES?

¡Muchas gracias por hacer esta pregunta! Como mujeres, cuando se presenta una oportunidad de carrera, podemos pensar erróneamente que no estamos listas, que tenemos que saber cómo hacer el próximo trabajo o proyecto a la perfección para poder decir que sí. Podemos subestimar lo que sabemos y nuestra capacidad de aprender sobre la marcha, según sea necesario. En un momento de mi carrera, me dejé llevar y me comprometí con una mentalidad de crecimiento. Un mentor me animó a pedir los recursos que permitirían mi éxito en un trabajo o proyecto, y luego a decir que sí. Además, abogo por trabajar con personas en las que confías, a quienes admiras y que respaldarán tu crecimiento profesional y te brindarán experiencias positivas en el trabajo.

 

AL SER UNA MUJER OCUPADA, ¿CÓMO CUIDAS TU SALUD? ¿ALGÚN CONSEJO PARA NUESTRAS LECTORAS?

Me gusta hacer ejercicio y meditar todos los días. Algunos días medito durante mucho tiempo y hago ejercicio durante unos minutos y otros, lo contrario. Para hacer bien mi trabajo, a menudo soy testigo de historias y experiencias de pacientes con dolor, miedo y sufrimiento. Es un honor, pero también puede afectar tu salud. Planeo espacios de silencio y tiempo para recargar y procesar todo. También me gusta programar cosas que quiero hacer cuando termine un proyecto o hito. No tienen que ser grandes, pueden ser actividades como caminar junto al río con una amistad o cocinar un platillo favorito de cena para un grupo de amigos.

 

¿QUÉ NOS PUEDES DECIR SOBRE EL IMPACTO DE LA TECNOLOGÍA Y LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL (IA) EN EL DIAGNÓSTICO, LOS TRATAMIENTOS Y LA ATENCIÓN MÉDICA EN 10 AÑOS Y 20 AÑOS?

En Mayo Clinic estamos trabajando para trasladar nuevas innovaciones de IA en la práctica médica. Existen proyectos en cardiología, por ejemplo, en etapa de estudios piloto para determinar si los algoritmos de IA pueden usarse para predecir de manera segura el riesgo de ciertas afecciones cardíacas antes de que los síntomas físicos típicamente observables estén presentes. Dentro de cinco años habrá aún más formas de detectar problemas de salud y de crear atención personalizada basada en IA y genética, que respalden la detección y prevención tempranas.

 

Viendo al futuro

 

COMO INVESTIGADORA DE INNOVACIÓN EN EL CAMPO DE LA MEDICINA, ¿QUÉ PUEDES COMPARTIR CON NOSOTROS SOBRE EL FUTURO DE LA ATENCIÓN MÉDICA?

La innovación en la atención médica se ha concentrado en pequeños centros dedicados a ello, que funcionan como consultorías o startups internas. Las instituciones de salud se están moviendo hacia un modelo de equipos ágiles y bien distribuidos, que tienen una gama más amplia de habilidades, perspectivas y redes de influencia. Esto es prometedor, porque la diversidad en los equipos genera diversidad de ideas que se pueden probar repetidamente para encontrar la mejores soluciones; o los pacientes, médicos y personal adecuados.

 

¿NOS PUEDES DAR UN EJEMPLO DE CÓMO PODRÍAMOS INTERACTUAR CON LA IA EN 10 Y 20 AÑOS?

Ha habido grandes avances en la IA en los últimos 10 años pero a decir verdad, tampoco estamos cerca de que esta tecnología tenga el tipo de inteligencia flexible y general que vemos en el razonamiento de los niños. La inteligencia artificial es buena en tareas muy específicas cuando hay datos disponibles. Por ejemplo, usamos IA todos los días cuando, al aprender patrones en los datos, una palabra en nuestro mensaje de texto se completa automáticamente o nuestro automóvil nos guía suavemente hacia el centro del carril. En la atención médica, en mi opinión, la transformación será impulsada por muchas aplicaciones sutiles de IA.

Los cambios más importantes pueden estar en la precisión de los diagnósticos y la utilización de incansables coaches de salud que acompañen a las personas y aprendan sobre ellas a lo largo de su vida. Es divertido especular, pero aplicar la IA a la práctica de la medicina implica un laborioso trabajo para asegurarse de que los datos representen a las personas con precisión, crear nuevos algoritmos y probarlos en la práctica de forma gradual para ver cómo funcionan de manera segura y precisa. También tenemos que equilibrar el poder de la innovación con la humildad para implementar la IA de manera segura y responsable.

 

Las instituciones de salud se están moviendo hacia un modelo de equipos ágiles y bien distribuidos, que tienen una gama más amplia de habilidades, perspectivas y redes de influencia.

 

¿CUÁL SERÁ EL PAPEL DE LA PREVENCIÓN?

Recién estamos comenzando con esfuerzos de prevención al brindar atención y bienestar a las personas de forma remota, por ejemplo, en el hogar o por teléfono. Es algo muy prometedor, pero un gran problema que enfrentamos es que, como seres humanos, es difícil ponernos a comparar cómo nos sentimos hoy e imaginar qué podría ocurrir en el futuro, de tal forma que se pueda motivar un cambio para invertir en nuestra salud. La prevención es realmente una inversión.

 

¿ES CIERTO QUE LA PRÁCTICA MÉDICA SE TRANSFORMARÁ TOTALMENTE EN EL FUTURO A CORTO Y LARGO PLAZO? ¿EN QUÉ MANERA?

En el ámbito del cuidado de la salud, finalmente se tiene la infraestructura para la transformación digital. Sin esta infraestructura, la transformación sería imposible. Creo que estamos en condiciones de ver cambios masivos en la prestación de servicios de salud con apoyo digital, impulsados por las necesidades del consumidor y el análisis sistemático de datos (analytics) dentro de la atención médica. Hace cinco años, la digitalización en salud mental, por ejemplo, era una pequeña búsqueda académica de nicho. Ahora, existen cientos de aplicaciones, estrategias para la telesalud y tecnologías de detección de síntomas para apoyar a los pacientes y sus médicos, desestigmatizando la atención de la salud mental y haciéndola más accesible.

 

¿PUEDES DARNOS UN EJEMPLO DE CÓMO MAYO CLINIC SE ESTÁ PREPARANDO PARA EL FUTURO?

En Mayo Clinic estamos creando la infraestructura digital y el modelo paralelo de equipos interdisciplinarios y ágiles que permitan descubrir rápidamente nuevos diagnósticos basados en evidencia, brindar cuidado personalizado y diseñar la atención a distancia que personifique nuestros valores. Es una etapa emocionante, pues hay mucho que lograr.