¡Es momento de quedarnos en casa! Pero eso no significa que debamos descuidar nuestra alimentación.

Ahora más que nunca es necesario saber qué alimentos podemos incluir a nuestra dieta habitual que nos permitan salir lo menos posible a los supermercados, pero a la vez que con ellos podamos cubrir nuestros requerimientos de nutrientes para mantener el cuerpo sano y nuestro sistema inmunológico fuerte.

FERNANDA CAMACHO
NUTRIÓLOGA CLÍNICA, EDUCADORA EN DIABETES

Te comparto una lista de alimentos básicos:

• Frutas y verduras congeladas: fresas, frambuesas, zarzamoras, durazno, piña, espinacas, ejotes, brócoli, coles de Bruselas, mix de verduras
(zanahoria, brócoli, champiñones, coliflor). Con estos alimentos podrás preparar licuados, verduras al vapor y caldos. La fruta se puede congelar hasta por 4 meses, un poco menos que la verdura y las proteínas.

• Carnes congeladas: carne de res magra, ya sea en milanesas o molida, pollo, pescado, pavo. Los productos de origen animal congelados pueden durar hasta seis meses.

• Productos lácteos fermentados como el yogurt y el queso maduro, ya que son los que se conservan más tiempo en refrigeración.

• Leguminosas: frijoles, lentejas y garbanzos. Este grupo de alimentos tiene un alto aporte de hierro, el cual permite que la vitamina C se pueda absorber mejor.

• Frutos secos sin sal: nueces, almendras, cacahuate natural, pistache. Son alimentos muy energéticos que aportan grandes cantidades de vitamina E, esencial para el funcionamiento del sistema inmunológico.

• Claras de huevo pasteurizadas (las encuentras también en tetra pack).

• Cereales: arroz, pasta integral, tortilla, tostada, pan multigrano, avena.

• Alimentos enlatados como atún, salmón y sardinas son una buena fuente de proteína animal no perecedera.

• Agua purificada.

 

Planea tus comidas semanales y evita compras de pánico.