Ella es “La voz más saludable de México”, una comunicadora social especializada en temas de salud, con 16 años en radio y otros medios de comunicación. Ha tenido sus altas y bajas, pero, sobre todo, ha sabido luchar por sus sueños y uno de ellos es llevar mensajes a las familias mexicanas, en su afán de transformar posibles historias de enfermedad en salud, a la par de desarrollar sus negocios de rehabilitación. Es Licenciada en Medicina Física y Rehabilitación, con una maestría en Administración de Organizaciones de Salud, y bajo la lupa de la experiencia, ella nos habla sobre nuestra cultura, que dista mucho aún de la prevención, nuestros retos de salud como mexicanos, la equivocada mentalidad de “no nos pasará nada”, aunque también de la capacidad que tenemos para salir adelante.

 

¿Quién es Ethel Soriano?,
¿Cómo te describes a ti misma?

Soy una mujer luchona que ha sabido enfrentar sus dificultades y aprender de ellas. He sorteado muchos papeles en la vida y eso me ha dado la experiencia para hacer lo que hago y estar donde estoy. Una mujer con muchas ilusiones, con muchos sueños y con muchas ganas de dejar huella en el camino. Mamá de tres hijas de 25, 22 y 16: Sara, Tamara y Daniela; una hija preocupada por sus padres, a quienes apoyo incondicionalmente. Soy la hermana más pequeña de cuatro, una mujer que a lo largo de su camino supo encontrar su verdadera pasión que son los medios de comunicación en relación a la salud y el bienestar.

Tengo clínicas de terapia física y rehabilitación en la Ciudad de México, Puebla y San Miguel de Allende, con una visión de expansión y crecimiento. Soy una mujer con muchos sueños, con muchos deseos, muy amada, y muy amorosa, muy responsable, y comprometida con lo que hago y con quién lo hago… y con muchas ganas de seguir creciendo y aprender.

Soy una mujer que mantiene a sus hijas desde que me divorcié, al 100%, que quiere ser un gran ejemplo para que sepan que hay que luchar por sus sueños y que nada es imposible. Creo que estoy cosechando lo que he sembrado durante muchos años. He tenido mis altas y bajas, y las caídas han sido muy fuertes, pero nunca dejo de levantarme.

 

Después de tantos años dedicada a la comunicación en temas de salud, ¿qué tan sensibles somos los mexicanos al tema?

Los mexicanos no somos muy sensibles en el tema de la prevención, somos más de tratar de corregir después de padecer. No es una cultura que entienda la importancia de cuidarnos hoy para no pagar la factura mañana. Creo que después de 16 años he cambiado algunas historias y eso me enorgullece, me siento muy afortunada y honrada de tener esta oportunidad de dejarle a la gente un poco de lo que sé hacer, de poder dar y servir.

 

¿Cuáles son nuestros principales retos en estilo de vida y cultura, que interfieren en nuestra salud?

• Creemos que NO nos va a pasar algo, no tenemos esta cultura de la prevención y de checarnos siendo que la detección oportuna puede cambiar el rumbo de una enfermedad.

No entendemos la importancia de evitar el sobrepeso y la obesidad porque pensamos que es una cuestión estética, cuando es un problema de salud, y poco a poco se están viendo las secuelas de esta enfermedad en nuestra sociedad.

• No somos una sociedad que entiende la necesidad de activarse, el concepto de mejorar tu condición cardiovascular, mantener tu masa muscular y sentirte activo. No sabemos lo que son las endorfinas, estas hormonas que generamos y nos dan sensación de placer y bienestar.

• Antes fumaban más hombres que mujeres, pero ellas ahora están igualando el porcentaje. Aunque ya tenemos esta cultura de los espacios libres de humo, y ya no está tan “de moda” fumar, todavía falta muchísimo camino por andar. Nuestros adolescentes empiezan a fumar no por gusto sino por la presión de sus pares y la necesidad de pertenecer a su grupo, y eso los lleva a la adicción.

• Las mujeres debemos checarnos desde que somos adolescentes, que nos enseñen a conocer nuestro cuerpo y a tomar conciencia de cuando hay algo diferente. Algunas van al médico cuando empiezan su vida sexual, y la mayoría acuden por primera vez a una cita con el ginecólogo cuando están embarazadas.

• Los hombres piensan que nunca les va a pasar nada, que si les hacen un tacto rectal pierden su masculinidad… es un pensamiento machista y fuera de contexto, o puede ser falta de educación y cultura, y por eso encontramos a muchos con cáncer de próstata o testículo en etapas avanzadas y con pronósticos no muy favorecedores.

• Creo que en la mayoría de la población hay mucha ignorancia y desinformación porque no tienen el acceso a ella. Como cultura mexicana nos dejamos llevar muchísimo por los remedios y por lo que dice la del mercado, la suegra, la vecina, y perdemos mucho tiempo y recursos valiosos en el cuidado de nuestra salud.

• Tenemos una gran población con tendencia a la diabetes y creo que no estamos tomando en cuenta la cuestión endémica, lo habitual de esto en nuestra sociedad, ni siguiendo los cuidados adecuados para poder disminuir esta incidencia que está matando a tanta gente o los está dejando con secuelas muy importantes como insuficiencia renal, amputaciones o ceguera.

• Están el cáncer y la principal causa de muerte en el país: las enfermedades cardiovasculares. El síndrome metabólico es lo que está matando a esta sociedad.

 

Si fueras a darle 5 consejos a los mexicanos relacionados con salud y bienestar, ¿cuáles serían?

  1. No comas; nútrete. Muchas veces pensamos que solo comiendo cualquier cosa nos estamos nutriendo y no estamos entendiendo que somos lo que comemos. Tenemos que elegir bien lo que ingerimos porque nos da energía: nos da salud o enfermedad.
  2. Ejercítate, mantente activo.
  3. No empieces con ningún tipo de adicción. No solo hablo del tabaco, drogas, también el azúcar es de lo más adictivo que hay.
  4. Maneja tus pensamientos, ellos son tu realidad. Controlar el estrés es muy importante porque libera una hormona que se llama cortisol, que nos está causando muchísimos problemas.
  5. Realiza trabajo espiritual.
  6. Recuerda que prevenir es mucho más económico que tratar de reparar.

¿Cuál es tu perspectiva de esta crisis de salud mundial por el Coronavirus?, en tu opinión, ¿qué deberíamos de tener claro los mexicanos?

En mi opinión, no tenemos directriz en estos momentos y debemos de hacer caso a nuestra intuición porque gubernamentalmente estamos desprotegidos, tenemos que aprender de lo que está sucediendo en otros países y sus respuestas, ser solidarios. Hay que entender que te tienes que quedar en casa, no es momento de tomar las cosas a la ligera porque esto se va a poner peor. Debemos de confiar en nosotros, en que podemos salir de esta haciendo lo que nos toca e informarnos de fuentes oficiales. Lo que se está haciendo es para no colapsar los sistemas de salud que aquí son bastante deficientes. Mucha gente se va a salvar aunque esté infectada; los que más riesgo tienen son las personas mayores y quienes padecen enfermedades asociadas.

 

¿Qué consejos quisieras compartir?

Pues en esta época lo que comparto en todas mis redes es lávate las manos, no saludes de beso, no des abrazos, si vas a toser o estornudar, haz el estornudo de cortesía, con el ángulo interno del brazo, o con un pañuelo, deja el pañuelo en una bolsa de plástico y lo tiras a la basura. No podemos ser tan egoístas y tan soberbios de pensar que nada nos puede suceder, de que siempre le va a suceder al otro. Debemos pensar más en cuidarnos y en cuidar al que está a nuestro lado.

 

¿Hacia dónde se dirige Ethel Soriano?

En los medios de comunicación, quiero seguir posicionándome como líder de opinión en salud, continuar siendo “la voz más saludable de México” porque para mí es un compromiso acercar a los expertos de salud con los mexicanos que tanto necesitan esa información. Necesitamos mucho trabajo y muchos medios en donde podamos dirigir el mensaje para que llegue a más gente, y generarles el compromiso de cuidar su salud y su bienestar.

Estoy haciendo una multiplataforma para comunicar a más personas sobre salud y bienestar, estoy en radio, televisión y prensa, tengo el portal “Salud y bienestar total”, estoy con las redes sociales también, compartiendo información importante. En el otro ramo profesional de las clínicas, quiero tener un crecimiento exponencial para llevar la rehabilitación a todo el país, a todos los estratos sociales que tanto lo necesitan.

 

¿Cómo iniciaste en la comunicación?

Empecé hace 16 años; yo era jefa de rehabilitación del hospital ABC en la Ciudad de México. Era parte de una fundación del corazón, donde organizábamos carreras de 10 kilómetros para reunir fondos y hacer programas de prevención cardiovascular. Me invitaron a Grupo Imagen a promocionar una carrera y lo hice por varios años, hasta que se me dio la oportunidad de grabar una cápsula de salud y ahí estuve tocando la puerta por más de 4 años con mi cápsula en mano, hasta que se dio la oportunidad y la aproveché; lo hice sin saber bien el cómo y con miedo, pero lo superé y aprendí. Empecé con un programa grabado el 15 de febrero de 2004, estuve 7 meses todos los domingos de 11 a 12 de la mañana hasta que me dijeron: “vas en vivo todos los días”.

Yo ya daba conferencias y talleres a la comunidad médica por la fundación y tenía oportunidad de viajar a diferentes países y asistir a congresos muy importantes de prevención cardiovascular, y creo eso me dio las tablas, además de mi pasión, para poder llegar hasta el día de hoy.

¿Hacia dónde se dirige la innovación en salud en México?

Creo que en el sector público estamos extremadamente atrasados y estimo que van a pasar muchas décadas para llegar a donde debemos, a donde merecemos llegar como mexicanos. El sector privado pienso que dirige la innovación hacia la telemedicina para llegar a más gente con menos recursos, y también a los temas de prevención y diagnósticos oportunos.

 

Estemos tranquilos, vamos a pasar esto. No realicemos compras de pánico, seamos conscientes, hagamos lo que tenemos que hacer, quedarnos en casa, tener rutinas, levantarnos a la misma hora, bañarnos, vestirnos. Si tienes que ir a trabajar a algún lugar solo dirigirte ahí, siguiendo los protocolos de higiene y seguridad que están en todos los medios. Sé solidario, cuídate y cuida a los tuyos, regresa a casa y tranquilízate. Tenemos todo para salir adelante.