El envejecimiento cutáneo ocurre en contra de todas las personas. A continuación una guía para conocer más acerca de este tema y las acciones que se pueden tomar para aminorar los efectos del paso del tiempo.

JULIO SALAS
DERMATÓLOGO

 

¿Por qué envejecemos?

Los rayos solares son el causante principal del envejecimiento, dañando las células y modificando su composición del ADN. Estos daños provocan que las células alteren sus funciones vitales para mantener la juventud corporal.

Otras causas son factores ambientales como los rayos solares ultravioleta, el ejercicio en forma exagerada (vigorexia), la depresión, no dormir, una dieta incorrecta, el consumo de alcohol, así como el estrés emocional y físico. Todos ellos aumentan la cantidad de oxidación en las células, provocando muerte prematura celular y/o alterando las funciones vitales de éstas.

 

¿Cómo se manifiesta el envejecimiento en la piel?

Es bien conocido que “el peor enemigo de la juventud es el sol”, ya que la exposición constante a este provoca signos que se notarán en un futuro, como las manchas en la cara y en las manos, las arrugas en sitios de contracción muscular y finalmente, el cáncer de piel. Y justo estas son las consecuencias de no protegerse del sol a temprana edad.

Los signos clásicos de que estamos envejeciendo son la falta de elasticidad, el cambio de la textura y los signos de deshidratación de la piel con la presencia de descamación y enrojecimiento.

 

¿Cómo prevengo el envejecimiento?

Existen varios factores importantes, entre ellos, una buena dieta con grandes cantidades de vegetales, verduras, la ingesta correcta de agua, evitar el tabaco y alcohol y sobre todo, proteger la piel del sol.

Debes usar desde temprana edad un factor de protección solar 30 y aplicarlo en todas las zonas expuestas al sol, además de vestir ropa que te proteja de él, así como mantenerte preferentemente en la sombra en las horas más “peligrosas” de exposición solar.

Los protectores solares se deben aplicar cada 3 o 4 horas, mientras te expongas al sol, ya que su función se pierde luego de ese tiempo. Además, debemos usar protectores resistentes al agua y al sudor.

Es bien sabido que aquellas personas blancas con ojos de color azul o verde, que sufren quemaduras severas en la piel después de exponerse al sol, presentarán cáncer de piel en su vida adulta. De ahí la importancia de revisarte la piel por lo menos una vez anualmente con tu médico dermatólogo.

 

¿A qué edad se debe comenzar a tomar acción para evitar el envejecimiento?

Tus padres deben evitar que te expongas al sol desde que eres un bebé. El uso de protectores solares en la infancia es mandatorio y estos deben seguirse usando durante toda la vida.

 

¿Cuáles son los mejores protectores solares?

En el mercado existe una gran cantidad de protectores solares, desde los comerciales y baratos hasta los inalcanzables, que se consiguen solo en farmacias dermatológicas o son exclusivos de los dermatólogos.

Cada año en Estados Unidos se reportan los mejores protectores solares, mismos que pueden conseguirse en cualquier tienda de supermercados, en farmacias y con otros minoristas.

Si tu piel es grasosa, se recomienda utilizar un protector en gel, fluido, spray o espuma; si tu piel es seca, se recomiendan protectores en crema.

Probablemente esperabas leer sobre cremas de marca francesa, o aquéllas con caviar, baba de caracol, o simplemente deseabas leer que tus cremas de uso diario son las mejores para frenar la aparición de las arrugas. Nada más falso que eso.

 

¿Cuál es la mejor crema para evitar el daño solar?

Sin duda, el uso de protector solar es la mejor forma de prevenir. Sin embargo, se ha demostrado que el uso de cremas con ácido retinóico o derivados pueden revertir el daño solar y provocar mejoría clínica importante si se aplican en forma correcta.

Es casi imposible que una crema te “rellene” las arrugas, sin embargo, el uso constante de cremas con ácido retinóicos, glicólicos y otras nuevas substancias en investigación, pueden ayudarte a mantener tu piel limpia, tersa y sobre todo, jovial.

El uso de láseres, peelings y otros procedimientos dermatológicos realizados por especialistas en la piel, te pueden ayudar en forma importante, motivo por el cual debes de acudir con tu médico especialista en la piel llamado dermatólogo.

 

Las cremas que toda mujer debe tener.

Como dermatólogo especialista en el cuidado de la piel, comúnmente me preguntan cuáles son las mejores cremas para usar en la cara. Mi respuesta es muy sencilla:

  1. Aquella que puedas comprar
  2. Aquella que no te provoque reacción
  3. Protector solar
  4. Cremas con ácido retinóico

Mindfulness o atención plena es la capacidad que tenemos todas las personas de estar en el presente, en el aquí y ahora.

FRANCES TRIGOS
PSICÓLOGA Y NEURO COACH EMOCIONAL

 

Podría sonar raro esto de “estar en el presente”. Me dirán: “¡Pues claro que estoy en el presente!, ¿dónde estaría si no? ¡Back to the future es una película!”. A lo que me refiero es que tú puedes estar aquí, pero… ¿dónde está tu mente?, ¿dónde están tus pensamientos? ¿Ahora te hace más sentido esto?

Podemos pensar que estamos atentos y concentrados en todo momento, pero la verdad es que la mayor parte del día nuestra mente está en el futuro, visualizando posibles escenarios, o reviviendo experiencias pasadas.

Jon Kabat-Zinn, reconocido profesor de medicina de la Universidad de Massachusetts, introdujo esta práctica de mindfulness en Occidente, hace más de 30 años. Es fundador de la clínica de reducción de estrés, y con esta práctica ha ayudado a pacientes para tratar el dolor crónico, problemas psicológicos, y síntomas asociados con el estrés.

Esta técnica, basada en la concentración, es cada vez más conocida como método para reducir el estrés y la ansiedad.

Mindfulness te ayuda a poner en sincronía tus sensaciones con tus pensamientos, te da ese equilibrio entre pensar, sentir y actuar, y con esto puedes ejercitar y desarrollar la regulación de tu atención y tus emociones.

Las personas tendemos a pensar siempre de la misma manera, y darnos un espacio para observar cómo nos sentimos, nos brinda la oportunidad de reconocer diferentes alternativas en nuestra vida.

Viktor Frankl, neurólogo y psiquiatra austríaco que sobrevivió a varios campos de concentración, decía que entre el estímulo (lo que nos pasa) y la respuesta (nuestra reacción) hay un espacio; y es en este preciso espacio donde podemos observar nuestras sensaciones y escoger con libertad qué hacer en distintas situaciones, pensar en diversas posibilidades y reconocer que siempre tenemos diferentes opciones.

Estudios en neurociencias han demostrado que la práctica de mindfulness refuerza la actividad de ciertas áreas cerebrales como nuestra área frontal, asociada con emociones positivas, concentración, memoria, motivación y optimismo. Igualmente, practicar Mindfulness reduce la actividad en las amígdalas cerebrales, en el sistema límbico donde se producen emociones como el miedo y el enojo, inseguridades y memorias negativas.

 

¡Practica mindfulness para reducir el estrés!

Te invito a realizar tres sencillos ejercicios que presento a continuación.

  1. REGULA TU RESPIRACIÓN. Respira de manera consciente por unos segundos, dedica el mismo tiempo al inhalar que al exhalar. Por ejemplo: Inhala por la nariz en 5 segundos, y exhala lentamente por la boca en 5 segundos. Haz esto 3 veces para empezar. Cuando enfocas tu atención en la respiración, despejas tu mente de pensamientos nocivos.
  2. UTILIZA TUS SENTIDOS. Enfócate en 2 cosas que puedas ver a tu alrededor: un árbol, un cuadro. Luego, en 2 cosas que puedas tocar, como tus piernas o la silla en la que estás. Ahora presta atención a 2 sonidos que estén cerca de ti; ¿hay música?, ¿aire acondicionado?, ¿alguien caminando? Ahora saborea algo en tu boca y distingue qué sensaciones se presentan: líquido, sólido, frío o ácido. Finalmente, concéntrate en un olor que puedas detectar.
  3. REALIZA UNA ACTIVIDAD QUE NECESITE DE TU ATENCIÓN. Si te gusta la pintura, el dibujo, o tocar un instrumento musical, dedícale un momento. Haz fotografías, toma una clase de baile. ¿Qué tema te gusta? ¡Lee sobre eso o aprende algo nuevo! Visita un museo, aprende tu canción favorita, memoriza un chiste y cuéntalo.

¿Te diste cuenta de que haciendo estos pequeños ejercicios tu mente estaba ahí contigo? Y si te distrajiste y algún pensamiento te desvió a otro lugar, ¡no importa!, es normal. Simplemente vuelve a traer tu atención al momento presente, de eso se trata el mindfulness, de tener más momentos en el aquí y en el ahora.

 

Madre de dos hijos, directora del negocio familiar, activista, excandidata a la alcaldía de San Pedro, y ahora presidenta del Festival Internacional de Santa Lucía. Lorenia reflexiona sobre los
retos de la vida y las fortalezas de las mujeres para afrontarlos.

Uno de sus legados es el resultado de la lucha que dirigió, por cerca de 5 años, para permitir las candidaturas de independientes. Y tras mucho esfuerzo junto a otros ciudadanos, lo logró: se cambiaron las leyes del país. Luego, ella misma contendió a la Alcaldía de San Pedro y quedó en segundo lugar en la votación. Posteriormente, trabajó con el Gobierno de El Bronco como enlace con la sociedad civil y actualmente preside el Patronato del Festival Internacional de Santa Lucía. ¿Qué ideas, formas de vida y experiencias forjaron a esta ciudadana? ¿Qué podemos aprender de ella las mujeres que estamos definiendo nuestro impacto en la comunidad? A continuación sus reflexiones.

 

Su padre la retaba a participar.

“Mi papá me decía, tú negocia. Él me orillaba tanto a hacer y negociar, que me acabó haciendo creer que yo era capaz de hacer todo lo que me propusiera”, cuenta Lorenia. Esto fue en el negocio familiar, y en una época en la que las mujeres participaban menos.

Y fue una escuela también, pues el negocio ha pasado por etapas de crisis como aquella, en 1993, en la que Burger King clausuró sucursales en una disputa por el nombre del negocio de la familia, que en ese momento era King’s Burger (con una baraja de un rey), pero que finalmente cambió a Joker. En el proceso, Lorenia se indignó mucho y habló con los medios sobre este problema, pero finalmente decidieron seguir operando bajo otro nombre.

“Este negocio cumplirá 50 años en 2020. Yo tengo 25 años trabajando aquí, y soy directora general desde hace 6 años que falleció mi papá”, cuenta Lorenia. Por sus actividades en el negocio desde joven, abandonó sus estudios profesionales, aunque también se involucró en diferentes asociaciones como la junta de vecinos del Centrito, la Canirac y Prosur. Y así empezó su activismo.

 

Un cáncer superado.

“Un regalo en una envoltura exótica”. Una frase similar al título de un libro que le regalaron, es una descripción que a Lorenia le parece adecuada para la lección de vida que brinda un enfermedad, pues reconoce que el padecimiento la llevó a tomar decisiones importantes y acción en su vida.

“En el 2013 me dio cáncer de mama, me hicieron mastectomía bilateral. Después de opiniones de varios doctores, me recomendaron esto. Fue detección temprana, gracias a Dios. Mi mamá sí tuvo que pasar por quimio y todo esto”, platica. Y es que en una extraña coincidencia, su mamá acababa de pasar por una cirugía por cáncer de mama justo cuando ella acudió a hacerse los estudios y también fue diagnosticada.

“Con la enfermedad, te das cuenta de toda la gente que te quiere y de cómo salir adelante a pesar de la circunstancia. Te planteas, ¿qué voy a hacer el día de hoy, porque me puedo morir el día de mañana? Y empecé a entender que no debemos ponernos ataduras mentales, que tenemos que hacer todo lo que queremos hacer”, nos dice.

“Una recomendación: por favor no se dejen de checar. En la mamografía no me salía, hasta el eco fue que me salió. Es muy importante hacerte los dos. Y la detección temprana es la que te va a salvar, porque al detectar el cáncer mucho después, viene la complicación de que ya se fue para otro lado”.

A base de presión, de enfocarte en lo que quieres, de ver tu meta y saber que hacia allá quieres llegar, el mundo va conspirando y se van dando las cosas si le echas ganas. No viene gratis”.

Enfócate en lo que quieres.

La activista nos resume cómo fue que se adentró en la política: “En la campaña de Tatiana Clouthier para alcalde de San Pedro en 2009, me metí con ella a ayudarla. Ella quería estar sin partido y no pudo, pues no existía la figura de candidaturas independientes. Se fue con Nueva Alianza y yo no quería, pero luego entendí que no había otro vehículo. Posteriormente hicimos un grupo que se llamaba Evolución Mexicana y uno de los objetivos era la lucha por las candidaturas independientes. Y yo agarré ese proyecto como mi misión”, narra Lorenia.

“Yo y mis compañeros de Evolución Mexicana íbamos a México a pelear para que se cambiaran los artículos de derecho exclusivo de los partidos a postular candidatos. Me até en el Congreso de manos para denunciar el bipartidismo que nos tenía atados. Además, junto con Vía Ciudadana creamos el Corruptour”.

Y hubo resultados. “Creo que modificamos el sistema. A base de presión, de enfocarte en lo que quieres, de ver tu meta y saber que hacia allá quieres llegar, el mundo va conspirando y se van dando las cosas si le echas ganas. No viene gratis”, declara Lorenia.

Y después, como consecuencia de este logro político, decidió contender para la Alcaldía de San Pedro.

“Recuerdo que un lunes se cerraba ya la convocatoria de las candidaturas independientes. Los requisitos eran muchos nadamás para juntar la papelería para poderme registrar, pero me puse a trabajar en eso. Cada momento decía, hasta donde llegue, hasta donde llegue. Y se pudo concretar todo el proceso. Quedé en segundo lugar, desplacé a 11 partidos. Iba contra Mauricio Fernández que contendía por tercera vez. Fui la primera candidata independiente en registrarme en el estado. Luego, por ser independiente y lograr una amplia votación me dijeron que podía meter regidores en el cabildo y también luché hasta que lo logré”.

Decidir lo mejor para ti misma.

Y hay momentos en la vida en los que se debe hacer un alto en el camino y evaluar el rumbo. Al menos así lo consideró Lorenia, al evaluar sus siguientes pasos en la política.

“Me salgo para decidir si postularme en el 2018 y me voy a un viaje largo para ver qué quiero hacer. Y no sentía la intención. Querían que me postulara, pero yo decía, ¿y Lorenia qué quiere? Y después de pensarlo regresé y decidí que no me lanzaría, y le di mi apoyo a Miguel Treviño, el actual alcalde de San Pedro”, menciona Lorenia.

“Ahora, con mi papel en el Festival Santa Lucía estoy encantada, es mi segundo año como presidenta del patronato. Me parece una muy bonita manera de transformar a la sociedad, de elevar la educación y la cultura. Estoy feliz”.

Los hijos aprenden con el ejemplo.

Una de las ventajas de las mamás que trabajan es que enseñan con el ejemplo, considera Lorenia. “Cuando mi hijo se fue a estudiar actuación, le dieron una beca. Cuando lo entrevistaron, dijo: ‘Mi mamá me enseñó que todo es posible’. Y la verdad sí me veía trabajar mucho, enfocarme en algo y luchar para lograrlo. Los hijos aprenden con lo que ven. Si ven que la mamá es luchona, malabarea y logra tener la casa bien, el trabajo bien, con ese ejemplo crecen. Mi hija está trabajando y estudiando. Ellos acaban aprendiendo lo que ven y lo repiten. Le echan demasiadas ganas a la vida”.

Además, considera que muchas veces, las mamás que trabajan brindan más tiempo de calidad a los hijos. Y algunas que no trabajan, muchas veces acaban no dedicándoles el tiempo a los hijos. También están las madres que deciden cuidar a los hijos de pequeños y retomar las actividades cuando ellos crezcan. Y es que en la sociedad actual, dice, se vuelve necesario trabajar ambos padres.

Una de sus frases favoritas: Los países en los que hay más igualdad de género experimentan un mayor crecimiento económico. Las empresas que cuentan con más líderes mujeres logran mejores rendimientos. Los acuerdos de paz que incluyen a las mujeres son más duraderos. Los parlamentos en los que hay más mujeres aprueban más leyes sobre cuestiones sociales clave como la salud, la educación, la lucha contra la discriminación y la manutención de los niños”. Ban Ki-moon, Ex Secretario General de la ONU.

“Es tan sencillo encontrar la clave de la vida, la clave de la depresión, la clave para dormir bien, la clave para no estar con telarañas mentales, la clave de eso es darle tu tiempo a los demás”.

Somos multifacéticos.

Venimos a este mundo, aparte de para educar a maravillosos seres humanos que son nuestros hijos, también a dejar mucho más en la humanidad. Y tenemos la capacidad las mujeres de ser multifacéticas y poder realmente impactar en toda la sociedad, no solo en nuestra casa.

A veces pensamos que es mucho trabajo o que no nos da el tiempo. Casualmente, a las personas que veo que más les alcanza el tiempo son a las que más trabajo tienen.

Las mujeres que siempre te dicen sí a la primera, son las más ocupadas. Entonces te das cuenta que el trabajar y el hacer varias cosas, le da la habilidad a las mujeres de poder malabarear muchas cosas a la vez y ser más eficientes.

Creo realmente que si no lo pruebas y si no te das la oportunidad de realizar más cosas y darte cuenta de tu capacidad, nunca vas a poderlo lograr.

A veces nos sentamos en el confort de nuestro rincón, de nuestra casa, porque nos da miedo hacer más, no nos sentimos capaces. Pero la capacidad de cada una de nosotras es enorme. Ponte a ver a qué mujer admiras y verás que eso lo tienes en ti, siempre. Somos espejo. Yo estoy segura de que nuestro potencial es mucho más grande”.

La clave de la vida.

Y una reflexión final acerca del servicio. “Dar para mí es todo. No concibo mi vida sin dar. Es tan sencillo encontrar la clave de la vida, la clave de la depresión, la clave para dormir bien, la clave para no estar con telarañas mentales, la clave de eso es darle tu tiempo a los demás”, nos dice.

“Conozco señoras más grandes que yo que están con pastillas, con problemas de depresión, y te das cuenta que las que tienen una misión en la vida, y que están trabajando y están creando y dando su tiempo, son las que no tienen que hacer todo eso. No mantenerte ocupada y no dar tu tiempo a los demás termina por acabarte a ti”, reflexiona Lorenia.

“Creo que la vida de cualquier persona es sumamente vacía si no hacemos algo por los demás. Y lo puedes hacer en pequeña o gran escala. Puede ser con tus hijos, tu familia, tus papás, o bien, con los vecinos, con la escuela”.